This post is also available in: Macedonio Francés Ruso

Séptima plegaria de mi cuerpo

Tu ferviente amenaza, tus suaves ardides
y todas tus dulces mentiras, las conozco.
¿Este juego me sería hoy tan abrumador
que me desnudo ante ti, hasta el dolor?

Sabes, aquí no hay huella alguna,
ningún rapaz, ninguna fiera pasa.
Sé misericordiosa, sea la ternura y la gracia
con este cuerpo que muere a fuerza de esperar.

Este cuerpo es como una garganta seca,
curtida por el sol, cuarteada de calor.
Este cuerpo soporta tenaz un hambre de tierra estéril.
Engéndrale de nuevo ahora, ponlo en el mundo.

Aco Šopov, Noser (Небиднина), 1963
Traducción, Luisa FutoranskySol Negro, 2011