El poema y la edad

Tu edad, mi edad –
dos orillas,
dos piedras,
dos noser.

Tu edad, mi edad –
tu edad en mis pesares
mi edad en tu querer.

Benditos seas, poema el más secreto.
Que nos haces de la misma sabiduría,
Y en la edad nos confundes.
Bendita seas, ausencia,
en el tiempo que no envejece.

Tu edad, mi edad –
sólo a nosotros nuestra edad.

Avanzas paso a paso
de pena en pena
a lo largo de mi edad,
Avanzo paso a paso
de pena en pena
a lo largo de tu edad.
Sin fin, sin punto final.

Tú, en mi quimera,
yo, en la urdimbre de tus sueños.

Sé bendito tiempo
siempre inmutable,
nosotros te ofrecemos a nuestros ojos
ayer de tierra
hoy de cielo,
mañana de tierra y de cielo.

Bendito seas, poema el más sorprendente
que nos haces de la misma sabiduría,
y en la edad nos confundes.

Tu edad, mi edad –
dos orillas,
dos piedras,
dos noser.

Aco Šopov, Noser (Небиднина), 1963
Traducción, Luisa FutoranskySol Negro, 2011
El original macedonio se publicó por primera vez en Sovremenost XIII, 4, 1963