Aco Šopov: breve biografía

 Foto de familia en 1932 : Aco (a la derecha) con sus hermanos Boro y Dimitar (a la izquierda) y sus padres Kostadinka y Gjorji.

Foto de familia en 1932

Nacido el 20 de diciembre de 1923 en Štip (en la parte oriental de la República de Macedonia), Aco Šopov (pronunciar: Atso Chopov) es considerado como uno de los más eminentes poetas del sudeste de Europa del siglo XX. Šopov creció en su ciudad natal con sus dos hermanos, Dimitar (1920-1972) y Borislav (1927-1996), su padre, Gjorgji Zafirov- Šopov (1893-1944) y su madre, Kostadinka Ruseva (1897-1942), a la que debe su talento y su amor por la poesía.

Cuaderno de poemas de Kostadinka

Cuaderno de poemas de Kostadinka

“Un monstruo de cien cabezas”, como llegó a definirla al final de su vida, la infancia de  Šopov estuvo marcada por la enfermedad de su madre, paralizada desde 1934. Con apenas 11 años se tenía que ocupar de ella y de su hermano más joven, ya que el mayor había sido enviado al seminario de Prizren y su padre estaba casi siempre ausente. El fantasma de la enfermedad incurable y la muerte, la angustia, la tristeza y la soledad impregnaron desde entonces toda su poesía, desde sus primeros poemas escritos en su cuaderno de escolar cuando tenía 14 años hasta los últimos.

Invierno 1943-44. Un grupo de partisanos de la Tercera Brigada, entre ellos, Aco Šopov (de pie a la derecha) y su querida Vera Jocić que fallecería en combate en mayo 1944.

Partisanos de la Tercera Brigada

Acaba de cumplir 20 años, cuando perdió en el campo de batalla a su amada, Vera Jocić, proclamada heroína nacional al concluir la Segunda Guerra Mundial. Fue a ella a quien le dedicó el poema “Tus ojos”, que todavía hoy en día los jóvenes estudiantes de Macedonia recitan de manera espontánea en sus cafés o sus calles.

Disputa en el Club de escritores de Macedonia, según Vasilie Popović - Cico .

Disputa en el Club de escritores de Macedonia

Ya en sus primeros poemas, escritos mientras combatía con los partisanos, Aco Šopov rompía con las convenciones poéticas de moda, escribiendo poemas de amor en plena guerra. Más tarde atacaría abiertamente los imperativos del realismo socialista, lo que le valió ser fustigado por la crítica literaria oficial de los años 50, pero al mismo tiempo fue también reconocido casi unánimemente una década más tarde. La aparición de sus antologías Stihovi za makata i radosta (Sobre la tristeza y la felicidad), en 1952, y Slej se so tišinata (Confundido en el silencio), en 1955, provocaron una auténtica “disputa entre antiguos y modernos” que dividió a la Sociedad de Escritores de Macedonia en dos bandos antagónicos.

Filósofo de formación, pero escritor de poesía exclusivamente, Aco Šopov fue siempre fiel a sus ideas, trazando así su propia vía literaria, pero al mismo tiempo sin entrar en la disidencia. “La mayor dificultad y la mayor responsabilidad ética del poeta”, explicó en una entrevista, “es en realidad encontrar las palabras justas para los contenidos y las ideas que quiere expresar de manera auténtica e inimitable. Si no lo logra, el poema se desarticula, la palabra se vuelve mentira”.

Desde su su primer libro, Poemas, que fue al mismo tiempo el primer libro publicado en lengua macedonia al finalizar la Segunda Guerra Mundial en 1944, hasta el último, Árbol sobre la colina, publicado en 1980, dos años antes de su muerte, Aco Šopov sentó las bases y construyó una poesía verdaderamente moderna,  que se apoyaba en su tierra natal con la sola ambición de inscribirla en el registro del mundo. Su obra reúne en una misma experiencia íntima, la viviencia del poeta, la suerte de su país y el destino común de la humanidad.

Slavko Janevski y Aco Šopov durante la inauguración de la Academia macedonia de las Artes y las Ciencias, 1967

Slavko Janevski y Aco Šopov, Academia, 1967

En 1967, Šopov se convierte en un de los miembros fundadores de la Academia macedonia de las ciencies y las artes. Tres años más tarde, recibió el premio AVNOJ, la más alta distinción yugoslava en el área de las ciencias y las artes.

Dakar, Sénégal, 1973: Aco Šopov con J.B. Bokassa y L.S. Senghor.

Aco Šopov con J.B. Bokassa y L.S. Senghor

Tras pasar largos años en el mundo del periodismo y la edición, Aco Šopov fue nombrado en 1971 embajador de Yugoslavia en el Senegal. Este país le inspiró Poema de la mujer negra, un libro que le valió el Premio Hermanos Miladinovi en las Veladas de poseía de Struga en 1976. Este festival internacional que se celebra cada año en el sur de Macedonia había sido fundado 15 años antes por el propio Šopov y algunos de sus amigos más cercanos.

De regreso del Senegal en 1975, Aco Šopov es nombrado presidente de la comisión para las relaciones culturales con el extranjero de la República de Macedonia. Sin embargo, apenas tres años después la enfermedad, tan presente en sus poemas, le obligó a retirarse de la vida activa.

Vladimir ante la estatua de su padre, con Mila

Vladimir ante la estatua de su padre, con Mila

Padre de Vladimir, nacido en 1948 del matrimonio con Blagorodna y fallecido prematuramente en enero de 2000, así como de Jasmina, nacida en 1960 fruto del matrimonio con Svetlana, Aco Šopov tuvo la oportunidad ver, hacia el final de su vida, el nacimiento de sus nietos Aleksandar y Leonardo. No obstante, no llegó a conocer a Mila y al segundo Aleksandar. Tras una larga enfermedad, Šopov falleció el 20 de abril de 1982 en Skopje.

Las fotos de esta página (a excepción de la caricatura, que pertenece a la Sociedad de Escritores de Macedonia) pueden ser descargadas y reproducidas con la siguiente mención obligatoria:  © Aco Šopov – Poesis